counter for wordpress
Escrito por: Javier el 14 Ene 2008.

Hola soy Javier, le he pedido a Gema si me dejaba su blog para postear una cosita y me ha dicho que sí, lo que le agradezco muchísimo.

Podía haberlo hecho en el blog de Frasier que ya me lo dejó una vez, pero me siento más identificado con la espalda del avatar de Gema que con el fuego artificial o especie de huevo frito verde de Carlos, jejeje, en serio en esta ocasión me enorgullece hacerlo en el blog de Gema.

Esta historia la escribí hace unos días porque ahora cuando la leáis estaré en el Caribe tumbado en una hamaca, bebiendo ron y rodeado de mulatas……………. ayyyy que me pongo malito de pensarlo.

Últimamente pienso mucho y reflexiono bastante, seguramente porque dispongo de tiempo libre y el tiempo es algo que no me sobra. Las experiencias que estoy viviendo me han hecho acordarme de las personas con las que he compartido mi vida y con las que me temo que no me porté muy bien y cuya amistad e incluso amor no fue correspondido por mí como se merecían.

A veces fue por vividor, a veces por crápula pero otras veces por ser un cobarde, por sentir que el “tocotoc” que hacia mi corazón era suficiente síntoma para salir por patas cuando veía un atisbo de sentimiento. Tal vez mi propia vida, la de amigos y familiares, la separación de mis padres, no lo sé, pero puede que algo de eso influyera en mi actitud, eso y ser por desgracia un cabronazo en alguna ocasión.

Nunca es tarde para reconocer que he hecho daño en mi vida y por eso siempre que he podido, he pedido perdón por mis actos, es algo que no quería que se prolongara y me alegra deciros que ese perdón ha sido siempre bien admitido con algún reparo a veces, con alguna pequeña bronca otras y con algún te quiero también.

Lo más bonito que me han dicho es …. cabrón con lo que yo te quiero, y creo que me hice acreedor al adjetivo y supongo que también a su cariño.

Pero hay una persona especial, la autora de esa frase, que casada y madre de dos hijos, me está acompañando con su amistad y su cariño, de una manera que no me merezco ni de coña y que hace que me sienta como un insecto. Sin embargo ella, Almudena, está ahí y su pareja la apoya en la sombra lo cuál dice mucho de él, sabiendo como sabe que yo fui el cabronazo que hizo sufrir a su actual esposa.

Almudena es una de las patas en las que se apoya el tablero de mi vida, otra pata le corresponde a Marta, mi hermana pequeña, una maravillosa persona que supone un aliento permanente en estos momentos superior al resto de mis hermanos (debo reconocerlo).

Como con dos patas no se sostiene el tablero, tengo una tercera pata que es la del amigo del huevo frito verde, del que no tengo nada que decir, porque si lo hiciera, necesitaría una enciclopedia en vez de un post para mostrarle todo lo que ha significado en mi vida. Pero eso él ya lo sabe, han sido muchas horas jugando al mus juntos jejeje

Hay otras patas por supuesto, como mis padres, el resto de mi familia, amigos y amigas, pero debo comprender que cada uno hace lo que buenamente puede y yo no puedo pretender que reaccionen como otras personas lo hacen, porque algunas de mis reacciones a lo largo de mi vida, no han sido ejemplares en absoluto.

Además si empiezo a decir nombres seguro que algunos olvidaría y esto se iba a parecer a la ceremonia de entrega de los Goya y esa no es mi intención.

Además de lo anterior, hay una pata nueva, que no conocía hace dos meses, de una andaluza morena que me cautivó desde el primer día y que he ido conociendo poco a poco, la cuál de una manera generosa sin límite me ha mostrado su cariño una y otra vez, incluso (jejejejejeje) me ha enviado una foto de su avatar….del otro lado, una primicia según parece (que? envidia……)

Gracias a todas esas patas, estoy donde estoy, jodido pero contento. Tengo la sensación de que no merezco tantos cuidados, pero también os confieso que si no fuera por ellos, habría tirado la toalla hace tiempo.

A todas mis patas, os doy las gracias por todo lo que hacéis y os pido perdón por los innumerables errores cometidos a lo largo de mi vida.