Escrito por: Bloody el 18 Feb 2008 –

Emerge tu recuerdo de la noche en que estoy.
El río anuda al mar su lamento obstinado.

Abandonado como los muelles en el alba.
Es la hora de partir, oh abandonado !

Sobre mi corazón llueven frías corolas.
Oh sentina de escombros, feroz cueva de náufragos !

En ti se acumularon las guerras y los vuelos.
De ti alzaron las alas los pájaros del canto.


Todo te lo tragaste, como la lejanía.
Como el mar, como el tiempo. Todo en ti fue naufragio!

(…)

Como un vaso albergaste la infinita ternura,
y el infinito olvido te trizó como a un vaso.

(…)

Oh sentina de escombros, en ti todo caía,
Qué dolor no exprimiste, qué olas no te ahogaron.

De tumbo en tumbo aún llameaste y cantaste
de pie como un marino en la proa de un barco.

Aún floreciste en cantos, aún rompiste en corrientes.
Oh sentina de escombros, pozo abierto y amargo.

Pálido buzo ciego, desventurado hondero,
descubridor perdido, todo en ti fue naufragio!

Es la hora de partir, la dura y fría hora
que la noche sujeta a todo horario.

El cinturón ruidoso del mar ciñe la costa.
Surgen frías estrellas, emigran negros pájaros.

Abandonado como los muelles en el alba.
Sólo la sombra trémula se retuerce en mis manos.

Ah más allá de todo. Ah más allá de todo.
Es la hora de partir. Oh abandonado!

Te echaré de menos, Feo.

Javier, 1.959 / 2.008

(*) Texto: ‘Canción desesperada’, Pablo Neruda.


Ya ves, Feo… casi un año ya… y no te imaginas lo que ha llovido… o sí?

En fin, he pensado que mejor que dejar comentarios el día 18 o incluso repostear este post, te dejo este pie de página para que sepas que sigo echándote de menos.

También he tuneado esta despedida un poquillo, he corregido el texto y he cambiado algunas fotos. Espero que te gusten…

Te quiero una miajilla, Feo. Aunque ya no estés.

Sevilla, Febrero 2009.

——————————————————————————————–

Y otro más… aunque éste no ha acabado tan mal como el anterior, aunque de eso ya te habrás enterado, a que sí?

Pues sí, estamos en ello. O eso creo yo… Y te echamos mucho de menos, y sigues saliendo en cada conversación, en cada mail y en algún que otro comentario.

Y a que no sabes qué? Me he vuelto a mudar de piso, y justo debajo tengo unas vecinas que te habrían encantado, jeje. De hecho, cuando supe a qué se dedicaban, lo primero que me vino a la mente fuiste tú :D.

En fin, que esto es sólo una excusa para recordarte que, estés donde estés, no estás tan lejos…

Y que te sigo queriendo una miajilla.

G.

Sevilla, 18 de Febrero de 2010.