Escrito por: Bloody el 19 Dic 2008 –

– Perdí a alguien a quien quería mucho.

+ Viajé al norte.

+ Hice algunos amigos que, hoy por hoy, son muy importantes en mi vida.

+ Viajé a Italia.

+ En colagenosis me dieron cita para un año más tarde.

+ Me enamoré de alguien que, hoy por hoy (jeje), me corresponde.

– Puse fin a 15 años de relación (como pareja) con mi mejor amigo.

+ Comencé a escribir relatos.

– Tuve que dejar a mis gatos en mi anterior casa.

+ Pude volver a tener plantas en mi nuevo piso.

– Uno de mis mejores amigos salió de mi vida sin hacer demasiado ruido.

– Me hundí tanto que casi toco fondo.

+ A Paula se le cayó su primer diente.

– Wilma nos dio un buen susto (aunque luego “resucitó” +)

+ Viajé a Italia (de nuevo).

+ Abrí un blog donde colgar mis fotillos.

– Aparqué este blog durante una temporada.

– Bajé a alguien del pedestal a hostias (sólo que fue a mí a quien le dolieron)

+ Paula rompió a leer.

– Entendí que ‘la realidad es relativa’.

– Paula tuvo neumonía y estuvo ingresada 5 días en el hospital.

+ Después de 6 meses, mi hermano y yo nos hemos vuelto a hablar.

+ Recuperé a alguien a quien quiero mucho y a quien creí haber perdido en la mudanza.

(…)

Aparte de eso, hubo otras cosas…

+ Por fín vi nevar (aunque fueran sólo unos copos).

+ Vi a Marlango en directo.

+ Me reencontré con Camilleri y Mankell.

+ Conseguí semillas de rúcola y pimentero enano.

+ Ya no tendré que ir a la boda de mi ex-cuñada.

Y aunque no sea tan sencillo como sumar y restar, aunque algunos menos pesen como cemento en los pies y algunos más me hayan ayudado a salir a flote, éste ha sido, con diferencia, el año más difícil de toda mi vida.

En unos días entrará un nuevo año y Nacho tendrá que volverse a Madrid (al menos mientras no encuentre otro curro por aquí).

Pero con to’ y con eso, tengo un buen pálpito…

Porque quien puede echarnos un cable se está moviendo (y era la última persona de la que esperaba ayuda de ningún tipo).

Porque aunque cumpliré 37 castañas (redioooossss, qué viejuna soy!) dentro de na’, sé que ese día no lo pasaré sola.

Y porque aunque es cierto que no hay viento favorable para quien no sabe adónde va, yo por fin sé dónde quiero y dónde no quiero ir. Es sólo cuestión de tiempo que el viento sople a mi favor.

Muchísimas gracias a todos los que me habéis acompañado por aquí durante este año. Espero seguir viéndoos el año que viene

Hasta entonces, feliz 2009 a todos!!!