counter for wordpress

Recuerdo que aquel 21 de Marzo estuve a punto de perder el tren que debía llevarme a Madrid. Yo, que siempre llego con media hora de antelación a todas partes.

Quizá por eso a veces me sorprendo imaginando cómo sería hoy mi vida si lo hubiese perdido. Si hubieses cogido aquel avión a Roma tú solo y yo no me hubiese quedado dormida con la cabeza apoyada en tu hombro. Si no hubiese estado en Pisa aquella mañana para abrazarte cuando lo necesitabas. Si no nos hubiésemos pasado las noches en vela, oyendo la respiración del otro y mirándonos a los ojos sin decir una palabra. Si no hubiese probado el vino y visto la nieve por primera vez estando a tu lado. Si no nos hubiésemos emborrachado aquella noche en Siena y yo no me hubiese dado cuenta de cuánto te iba a echar de menos cuando volviera a casa. Si no me hubiese atrevido a besarte aquella última noche en Roma. Si no te hubiese abierto mi corazón. Si tú no te hubieses atrevido a entrar.

Pero corrí, corrí con todas mis ganas, con mis botas de tacón y mi maleta y la bolsa con la cámara y el billete en la mano. Y en el último minuto subí a aquel tren que me llevaría hasta ti.


Esta semana le tocaba a Crariza proponer tema, y dijo: Bueno, el tema para la próxima semana: “Una experiencia que cambió mi vida”.

A mí pocas cosas me han cambiado tanto la vida como aquel viaje a Italia, en Marzo del año pasado, así que…