counter for wordpress
Escrito por: Bloody el 26 Sep 2009.

No sé por qué me sorprendió que, a estas alturas de la película, mi madre me llamara interesándose por cuándo empezaba el curso…

– El lunes.

– Sabes quién hizo traductores? Tu prima T. Bueno, en realidad creo que ha estudiado dos carreras aunque…

– Pues me alegro por ella. Y?

– Y nada, que estudió traductores…

– Mamá, yo no voy a estudiar traducción. Lo pedí, pero no me daba la nota… ya te lo conté…

– Perooo… entonces en qué te has matriculado?

– En Trabajo social.

– Y eso qué es?

(…)

Por desgracia, el timbre del telefonillo sonó en ese preciso momento, y no tuve más remedio que dejar la explicación de qué era eso que iba a estudiar para mejor ocasión.

La verdad es que normalmente no me habría levantado del sofá, pero al cuarto timbrazo, me picó la curiosidad, aunque no esperaba a nadie. Y menos que a nadie, a aquel señor de Seur que traía un paquete para mí.

El paquete resultó ser una sorpresa de lo más especial: un kit del estudiante, compuesto por una carpeta, un bolígrafo de Kukuxumuxu (a juego con mi abanico, jeje), un paquete de chicles, tres marcadores fluorescentes, un marcador de páginas, y un cuaderno 100% personalizado (a los habituales de mi blog de fotos, igual os suena la portada…)

Pero lo mejor de todo no era el regalo en sí (y eso que, como todo el mundo sabe, lo mejor de la vuelta al cole es estrenar de todo, jeje), sino las líneas que venían en la primera hoja del cuaderno, escritas a mano por un par de amigas a las que aún no conozco personalmente (aunque ya queda menos), pero que han estado apoyándome y animándome desde que les conté que estaba pensando volver a estudiar… incluso sabían en qué me había matriculado!

Y aunque no sea de ésas que por la letra conocen un poco más a las personas, tampoco creo que haya que ser grafólogo para darse cuenta de cuándo le importas a alguien de verdad o de cuándo alguien merece la pena.

Te quiero mucho, Ali.

Y a ti, Na, que sepas que te estoy cogiendo cariño… 😉

Muchísimas gracias a las dos por estar ahí.