counter for wordpress
oooYo, si me voy con una tía y cuando estoy con ella resulta que está depilada…  entera… le digo: ‘Ciao, nos vemos dentro de un año’.

Desde que nos cambiaron linsignante, el ambiente de las clases de italiano se ha vuelto más… come si dice

ooo– ¿De verdad quieres que te diga de qué tenéis fama las españolas en Italia?

oooA ver, de qué

oooDe calientes.

(Hala, R., mona, por preguntar)

sessuale.

oooPues tú sabes de qué tenéis fama los italianos?

oooSí. De pesados… Pero a mí eso no me va. Yo no soy de ésos que si una tía le dice que no, insiste e insiste… claro que a mí nunca me han dicho que no…

(Kraka¡)

Aunque si lo que tienes es un profe medio italiano-medio argentino, de ojos verdes, pelo oscuro, largo y desordenado, con una sonrisa de golfo de no-te-menees, que baila el tango y que, según él, se pasa la vida enamorándose…

oooAquí en España decís mucho ‘te quiero’ . Yo he oído decírselo hasta al perro. En Italia no. ‘Ti voglio bene’ se dice poco… a tu madre, a tu mejor amigo… Eso sí, conviene no olvidarse de poner el bene al final; si no lo que le estás diciendo es ‘me quiero acostar contigo’…  y lo mismo él te responde ‘venga, vamos…’ e allora…

… pues eso😀

Claro que no todo iba a ser filosofar 8) …  Algo de gramática hemos aprendido… y hemos escuchado un par de coplillas, visto trozos de algunas pelis y jugado a un puñado de juegos…

Y con to’ y con eso, yo me lo he pasado abbastanza bene…😉

(…)

Peeeeeeero… todo lo bueno se acaba y este curso intensivo tiene los días contados. Concretamente tres; uno, por ser pa’mí.

Y es que mañana a esta hora estaré en Bruselas. Y el viernes, cuando acaben las clases y mis compañeros (Escocés included) y nuestro profe estén por ahí de copas, yo andaré por Brujas haciendo fotillos (ya pueden salirme bien, ya¡¡¡)…

Y en 13 días, vuelta al cole. Nuevas asignaturas, nuevos grupos, nuevas compañeras… como empezar de cero, pero en segundo. Otra cagada de mi universidad… y van… en fin¡

Anyway, estoy contenta. Al final, el verano ha mejorado considerablemente. He leído, he ido (aunque poco) al cine, he comprado (por fin¡¡¡) una mesa en la que poder estudiar… y por si todo eso fuera poco, he conseguido, por fin, cerrar alguna puerta.

Y lo más importante, ahora sé cómo se dice ‘Te quiero’ en italiano…

… ‘Ti voglio’ 8)

Jeje.