counter for wordpress
Allá por los 90, mis dos tiendas favoritas en Sevilla estaban en la misma calle, en el centro, frente al Corte Inglés del Duque.

En una, el Escocés y yo comprábamos galletas de cebollino, patatas al vinagre, porciones de tarta de chocolate con queso, y agua con gas y flores de eldelweiss; todo muy british. En la otra, comprábamos CDs a toneladas.

Primero cerraron Marks and Spencer. Poco después, le tocó el turno a Sevilla Rock.

Y yo aún recuerdo el finde en que nos llevamos todo lo que tenían del Último de la Fila…

‘Disneylandia’ /Los Burros.

‘Disneylandia’ /Los Burros.

Sí, siempre decías “Quédate”,
y al final, tú volviste a la calle.
Cuero negro y ganas de beber
sin saber en qué barrio quedarte.
Disneylandia no existe ya para ti.
No hay dinero, no, no saliste nunca de aquí.
Siempre igual, siempre estás igual.
Siempre igual, siempre estás igual.

Vueltas en la cama sin parar.
No está mal, solo duermo más ancho.
Nadie viene nunca, ¿dónde están?
No han llamado más, no me echarán de menos.
Siempre quise largarme no estar aquí.
Tú decías, sí: “Por mí vete, déjame en paz! ¡déjame! ¡Vete de una vez!
¡déjame!”

Yo rompía el tiempo sin saber
ni qué hacer, ni a qué carta quedarme.
¡Dios! La de problemas que me das…
pero no está mal, si tú te vas me muero.
Me decías: “Por la noche a dónde iré”.
Cuando vuelvas, sí, cuando vuelvas te mataré.
¿Dónde estás? ¿Dónde puede estar?
¿Dónde estás? ¿Dónde puede estar?
¿Dónde estás?

(*) Más coplillas pinchando aquí.