counter for wordpress
Cogió la última galleta de la caja surtida y se la llevó a la boca como si fuese la más deliciosa del mundo, en vez de la que todos los demás habían desechado.