counter for wordpress
.Apenas 4 semanas de clase – las prácticas las he acabado (por fin¡¡¡¡)- y me despediré del edificio 14 y de ese alfeizar donde suelo sentarme a esperar y observar a la gente…

Ahora toca centrarse y echar el resto – aunque sea de aquella manera- en el millón de trabajos que me quedan; y cuando los haya acabado todos, estudiar para el último examen de la carrera, Ética, que será el próximo 26 de junio. Yuju.

Y a cruzar los dedos…

Wish me luck¡

 

(si queréis descargaros esta coplilla o saber de qué va la letra, ya sabéis).

counter for wordpress
Un sofá-cama verde y una tele enorme y pesada, de esas que no se estropeaban nunca (no como la nuestra, que nos ha durado un año). A dos kilómetros de meta el tipo del que llevo oyendo hablar desde que empezó el Tour avanza a duras penas, como si estuviera hundido en aceite hasta la cintura. Un nota gordo, con la cara pintada a 3 bandas y su chándal de ir a comprar el pan, se le acerca por la derecha y le grita sus mejores frases de ánimo a un metro de la cara, al tiempo que otro tío en mallas, el primero de muchos, le adelanta por la izquierda sin ni siquiera mirarlo.

Pobrecillo, le ha dado una pájara… ¡Qué duro es este deporte!, sentencia mi madre mientras desenvuelve el segundo helado que mi hermano le ha traído de la cocina, se lo lleva a la boca como si fuera el primero y recoge distraídamente el chocolate que le ha caído sobre el pecho.

(…)

Ahí sigo, pedaleando en aceite…

counter for wordpress

“Sólo la casualidad puede aparecer ante nosotros como un mensaje. Lo que ocurre necesariamente, lo esperado, lo que se repite todos los días, es mudo. Sólo la casualidad nos habla.” (Milan Kundera, La insoportable levedad del ser).

Sueño con Bleda. Ella y Yago tienen cinco meses y  juegan y se pelean en el sofá de nuestro primer piso mientras tú trasteas en la cocina. Bleda está tan bonita… me dan ganas de apretujarla. Yago es una pantera a escala. Te digo algo y te giras para contestarme, pero tú no eres tú, sino Nacho.

Me despiertan los zarpazos de Brownie contra la caja. Bleda está muerta y Yago es un esqueleto viviente. Miro el móvil. Las 2.05. Me levanto y le preparo el bibi. 50 ml de leche templada, 3 cacitos cortos de leche en polvo, 3 gotitas de aerored… lo muevo todo con una cucharita hasta que se disuelve el último grumo y vuelvo a la cama. Estoy zombie, pero darle el biberón se ha convertido en un gesto tan mecánico que puedo hacerlo incluso dormida. Cuando lo cojo para enchufárselo se me mea encima y de paso en la cama. Perfecto. Se clava a mi brazo con sus garritas como espinas y se lo acaba en menos tiempo del que he tardado en prepararlo. Le doy golpecitos para que eructe y lo devuelvo a su caja. Me quito la camiseta, pongo una toalla sobre la sábana mojada y apago la luz. De la caja salen gemidos pequeñitos y lastimeros. Alargo el brazo y busco su barriguita. La acaricio hasta que uno de los dos se queda frito.

Sueño que estoy en una ambulancia. Oigo a los enfermeros. Hablan de mí como si yo no estuviera delante. Dicen que estoy muerta, que habrá que decírselo a la familia. Quiero gritarles que no tienen ni puta idea, pero no puedo. Me sacan de la ambulancia y Paula y tú estáis allí. Me tranquiliza verte. Aclararás las cosas y nos iremos a casa. Cuando te dan la noticia les dices que tú no eres mi marido. Paula te mira y te pregunta qué hay hoy para comer.

Me despierto con la espalda dolorida y ganas de llorar. Hace 4 años me preguntaste si seguía enamorada de ti y  yo me quedé mirándote sin saber qué contestar. Ahora duermo sola una semana sí y una no. Abro la caja y veo a Brownie agitar las patitas en sueños. Qué grande está… Cuando Nacho vuelva no lo va a conocer. Tumbada boca arriba imagino que Nacho vuelve y es a mí a quien no reconoce.

Las 6.30. Brownie sigue frito. Yo sin embargo no me he vuelto a dormir. Me quedo embobada mirándolo… tan confiado, tan dependiente. De aquí a una semana estará persiguiéndome por toda la casa.  Justo lo que necesitaba, otro perro que me ladre.

Espero a que den las 7 y me arrastro fuera de la cama. Cojo una camiseta limpia del cajón y me la pongo camino de la cocina. Enciendo la cafetera y me tumbo en el sofá. Menos de dos semanas para los exámenes. Debería ponerme a estudiar. Debería hacer tantas cosas…

(…)

Hoy Brownie cumple un mes. Los bibis se han convertido en papillas y mi brazo en algo mordisqueable desde que le han salido los dientes. Definitivamente no es un galgo. Un pastor, quizá. En cualquier caso el Escocés tenía razón y la acogida inicial se ha convertido en definitiva. Complicarme la vida, mi especialidad.

Es tarde y estoy sola. Me apetece escribir, aunque no debería. Mañana tengo examen y no me sé ni la mitad. Estudia, me digo. Por no escucharme, decido llevarme los apuntes a la cama. Brownie y Wilma me siguen. Salvo no. Está celoso y enfadado y ha decidido castigarme durmiendo en el cuarto de Paula.

Tumbada boca arriba abro mi cuaderno verde. Tengo cafeína en el cuerpo como para pasar 3 noches despierta. El caso es que sólo tengo una. Paso las páginas sin mucha convicción. Me distraigo pensando si mi letra habrá cambiado mucho.

Finalmente me rindo ante lo que quiero. Enciendo el portátil. Releo lo que escribí hace ya dos semanas y me parece que hayan pasado dos meses. Abro mi correo y pienso en las casualidades. En lo que tratan de decirme.

Parece que alguien sí guardaba mis cartas después de todo.

counter for wordpress

Después de un laaargo fin de semana acabando trabajos atrasados creo que me merezco un descansito, así que he pensado pasar por aquí y traducir alguna coplilla, por aquello de despejarme un poco…

Y es que se dice pronto, pero hace más de dos meses (dos ya¡), que no piso una sala de cine, que no leo nada que no sean apuntes, que no chateo durante más de diez minutos, que no… bueno, vale, eso no 8)

Y hablando de sexo, el jueves pasado nuestro profe de antropología nos recomendó encarecidamente a aquéllas (porque somos casi todo mujeres) que tuviéramos pareja (o amante) que en la semana de exámenes aprovechásemos para practicarlo. Por lo visto está demostrado científicamente que es lo mejor que hay para liberar estrés y así poder rendir luego más a la hora de examinarse.

Mmm… ahora que lo pienso, lo mismo NO es precisamente ponerme a traducir canciones a estas horas (cuando Paula lleva ya diez minutos dormida) lo que mejor me viene de cara a los exámenes… A ver si voy a saber yo más que mi profe, que ha estudiado una carrera (aunque sea de letras) 8) .

Esto… lo dicho, que os dejo esta coplilla misma, que es la mar de bonita y que además anda ya traducida por ahí (por si a alguno le pica la curiosidad de saber de qué va) y ya os contaré dentro de unas semanas qué tal las notas 😀

‘Hold me tight’ /Marlango.

PD.- A los que estéis de exámenes, ya me contaréis qué hacéis leyendo esto en vez de estar… estudiando 😉

wordpress counter
Aquí estoy de nuevo, después de un par de diíllas out por asuntos propios, dispuesta a coger el timón de este barco que, según mi Becariock, se hunde irremediablemente sin mí… (qué pelota y qué exagerao es el jodío, ni que fuera andaluz).

Y sí (antes de que os enteréis por la prensa), los rumores que corren por ahí son ciertos: hace ya 3 días que regresé de mi viaje de negocios en las Seychelles, tostada como una mulata y sin marcas de bikini por ningún lado…  la única marca que me he traído, ha sido un chupetón en el cuello, recuerdo de un amable aborigen que tuvo a bien ayudarme a tachar el último de los I’ve never de mi lista…

Y es que, como todo el mundo sabe, lo mejor de viajar es mezclarse con los lugareños. Y cuanta más mezcla y cuantos más lugareños, de mejón.

Pero vamos, que tampoco os quiero aburrir ahora contándoos mi vida, que yo sé que aquí la gente viene a aprender inglés.

Ya pondré fotos, si eso… Claro que si veis que no podéis esperar a que las suba, siempre podéis recurrir a youtube, que creo que anda rulando por ahí un vídeo de ésos que se colocan entre los más vistos en un tiempo record, donde según me han contado, se distingue mi tatoo en movimiento (minuto 23)… Jeje.

(…)

Venga va, ya está bien de decir tontás…. Jamás he estado en las Seychelles y, lo reconozco, no me he tirado a ningún mulato (aún)… Pero una cosa no quita la otra, y lo de que me han follado a base de bien, sabe Paco que es verdad¡

Me han follado en Psico, mi asignatura favorita… aunque, por desgracia, no ha sido mi profe (que está más atractivo si cabe desde que se ha dejado barbita) el encargado de hacer los honores…

Ha sido el puto tipo test… 10 fallos, 1 más de los que se podían tener. Así que ya puedo ir metiéndome mis trabajos-sobresalientes por donde me quede hueco y estudiar para Septiembre…

Me han follado, más que probablemente, en Pedagogía… Aunque ahí no había na’que rascar. Reconozco que no había estudiado una mierda. Pero es que Pedagogía no hay quien se la fume… Y esta vez no es ninguna excusa, si no me creéis, juzgad vosotros mismos:

“Se trata de hacer una teoría de la práctica de Educación Social para la práctica” (Antoni Petrus, Doctor en Pedagogía, Catedrático de Pedagogía Social de la Universitat de Barcelona)

O esto otro, sacado de un libro que está editado y publicado y por el que la gente paga dinero en las librerías…

“Disciplinas filosóficas, que se proponen alcanzar una coordinación general de los valores humanos, donde caven múltiples manifestaciones de los fenómenos sociales” (Gloria Pérez Serrano, 2003)

Kraka¡¡¡

En Derecho aún no sé si me han follado o no…(ainss, qué nervios… :D)

Aunque después de aquella bonita excursión a los juzgados (una semana antes del examen), y su correspondiente trabajito (que valía nada menos que el 60% de la nota global)… y de no poder evitar yo tomarme al pie de la letra el apartado “valoración crítica personal de la práctica”  (diciéndole exactamente lo que pensaba de él y de sus prácticas Image and video hosting by TinyPic)… Después de eso, decía, todo apunta a que va a ser que sí, que me van a meter la tercera pll (que diría mi Becky) de este primer cuatrimestre… Yuju¡¡¡

Vamos, que mucho tiene que cambiar el cuento pa’que, después de esto, me dejen seguir haciendo de virgen en el belén del cole… 8).

(…)

… Lo cierto es que la semana pasada hubo un momento en que me planteé,  muy seriamente además, hacer lo que mejor se me da del mundo: abandonar.

Entonces me acordé de cierta amiga, que lleva 4 meses recordándome lo importante que es que continúe con la carrera, que no lo deje, que la acabe y que intente, por una vez en mi vida, llegar a ser económicamente independiente.

Y decidí que de perdidos al río, si total, la matrícula ya está pagada…

Y aquí estoy, vagueando a base de bien durante este finde, porque a partir del lunes que viene empiezan de nuevo las clases, con 5 nuevas asignaturas que voy a aprobar, como que me llamo Gallina Murciana ;).

(*) Muchísimas gracias a todos los que os habéis seguido pasando por aquí, a los que habéis estado dándome ánimos (aunque espero que fuerais listos y NO apostarais por mí, o a estas alturas habréis perdido ya hasta la camisa, jeje), a mis compañeras de clase Tere y Ainara (que por ahora son lo mejor que me llevo de esta experiencia como estudianta),  a mi rubitA (por hacerse cargo del cotarro y no abandonar el barco), y muy especialmente a Chema y a Nacho (por ayudarme con los trabajos de última hora y por aguantarme durante esta semana tan larga, en la que he estado pa’que me dieran por culo).

(**) Este lunes vuelve a encargarse mi Becariock de la banda sonora.

No tengo ni puñetera idea de con qué nueva coplilla nos obsequiará, pero tened paciencia y no le deis demasiada caña (sobre todo usted, señora Dolores), que el chaval está aprendiendo…8).