counter for wordpress
Despertó y aquella mano que asomaba entre sus muslos se ofreció a recordarle dónde continuar con la lectura de la noche anterior.

counter for wordpress
Nunca había negado la existencia de que aquel vacío entre ellos. Mind the gap, repetía aquella voz en su cabeza. Pero una vez aprendió a sortearlo, dejó de oírla. Un único traspiés bastó para comprobar lo profundo, lo insalvable que era.

counter for wordpress
Cogió la última galleta de la caja surtida y se la llevó a la boca como si fuese la más deliciosa del mundo, en vez de la que todos los demás habían desechado.